LA FAMOSA “FELICIDAD”



Todos llegamos a este mundo como un libro en blanco listo para comenzar a escribirse, muchos tienen la fortuna de empezar a llenarlo con amor, aceptación, abrazos, caricias, juegos, ternura y muchas experiencias positivas. Otros por el contrario, empiezan a llenar sus páginas con desamor, rechazo, tristeza y dolor pero en ambos casos se empezó a escribir un libro, que siendo nosotros bebes no pudimos controlar o manejar como queríamos que se escribiera, sin embargo, lo que es importante resaltar hoy, es que aunque esas primeras páginas no las podemos cambiar, lo que sí es claro es que ahora sí podemos decidir lo que queremos escribir en cada hoja y sobre todo, sí podemos decidir cuál será el final de ese libro llamado: NUESTRA VIDA.


Creo que sin pensarlo dos veces, si nos preguntaran ¿Quieres ser feliz? todas las personas contestaríamos con un SÍÍÍÍÍ ROTUNDO, las preguntas que siempre vienen entonces son: ¿Cómo puedo ser feliz?, ¿Qué me hace feliz?, ¿Qué es ser feliz?, ¿He sido feliz?, ¿Soy feliz?.


Para todas las personas es fácil definir qué es ser feliz. Solemos decir que es un estado de placer, que es sonreír, que es sentirnos bien y plenos etc., aparentemente se ve fácil lograrlo o sentirnos así, a mi mente vienen mil ideas para sentirme así, desde comer algo que me gusta, ir a algún lugar que me encante, comprarme algo que quería, viajar, compartir tiempo y experiencias con las personas que amo, jugar, cantar, tomar café, hablar, etc, etc. Y aunque hay muchas cosas que nos hacen sentirnos felices, finalmente no dejan de ser momentos que se acaban, entonces nos preguntamos ¿habrá algún estado permanente de sentirnos felices?, ¿ese estado permanente de sentirme feliz, será la tan famosa llamada “felicidad”?, ¿Habrá manera de encontrarla, alcanzarla o lograrla?, ¿Llegará a mi vida de repente o tendré que buscarla?


Las respuestas a todas estas preguntas es lo que quiero intentar responder a lo largo de esta serie, así que, si finalmente la felicidad es algo que queremos alcanzar, conocer, descubrir, aprender, en fin, entonces comencemos por saber Qué es, conozcámosla a fondo para entonces poder empezar a entender como la podremos disfrutar o tener en nuestras vidas.


“FELICIDAD”: ¿QUÉ ERES?


1. Lo que el mundo entero dice que eres:

Bien, encontré definiciones bastante interesantes que voy a dejar por aquí:


  • “La felicidad es el estado emocional de una persona feliz; es la sensación de bienestar y realización que experimentamos cuando alcanzamos nuestras metas, deseos y propósitos; es un momento duradero de satisfacción, donde no hay necesidades que apremien, ni sufrimientos que atormenten.”[1]

  • “Para la psicología, la felicidad es un estado emocional positivo que los individuos alcanzan cuando han satisfecho sus deseos y cumplido sus objetivos.”[2]

  • “Para Aristóteles, la felicidad estaba relacionada con el equilibrio y la armonía, y se conseguía mediante acciones encaminadas a la autorrealización.”[3]

  • “Para Leibniz, defensor de la tesis racionalista, la felicidad es la adecuación de la voluntad humana a la realidad.”[4]

Tomé las que más llamaron mi atención y también las que tenían diferentes enfoques como el psicológico, filosófico, racional, etc. Me parece que en general todas parecieran explicar lo que es la “felicidad” y aunque las leo y suenan genial, tengo dos pensamientos sobre todas:


El primer pensamiento que tengo es que me parecen irreales, es decir si lograr todo eso es poder tener felicidad no se si algún día podremos lograrla y en realidad no creo que la felicidad sea inalcanzable, pero conceptos como estos me hacen pensar que sí lo es. Es decir, comienzo a pensar si habrá un momento en donde logre alcanzar mis metas, deseos y propósitos, y que sumado a esto no hayan necesidades que apremien ni sufrimientos que atormenten, y automáticamente creo que ese momento no existe. No creo que pueda haber un momento en donde ambas cosas sucedan creando por lo tanto un estado permanente de felicidad.


Por otro lado, acá viene mi segundo pensamiento, subrayé algunas palabras como: alcanzamos, cumplido, conseguía, adecuación, realización, satisfecho, entre otras, que me hacen sentir y pensar que la felicidad no es posible hasta que no alcance, logre, consiga, realice, cumpla o satisfaga algo, me hacen sentir que evidentemente la felicidad no es un camino sino un destino, pero un destino al que solo llega el que logre cumplir con todo lo que se propuso, al que solo llega el que logre no tener problemas, ni sufrimientos, al que solo llega el que logre adecuarse a la realidad, en fin, me hace sentir frustración, pero sobre todo me hace pensar que sinceramente no creo entonces que haya ninguna persona sobre la faz de esta tierra que bajo estos conceptos puede llegar a experimentar la felicidad, ¿Acaso hay alguien que no tenga alguna necesidad?, ¿Acaso hay alguien que constantemente esta logrando y alcanzando sueños y metas?, ¿Acaso hay alguien que no tenga ningún sufrimiento?, si existe alguien así, quisiera conocerlo…mientras tanto, ¿qué pasa con nosotros el resto de los mortales?¿Podremos experimentar la felicidad en nuestras vidas?


Como les mencioné al inicio, intenté buscar definiciones desde diferentes enfoques, pero decidí dejar la siguiente aparte, pues sencillamente este enfoque y la manera en como describe o explica “la Felicidad”, cambió mi vida hace ya algún tiempo y bueno así que acá va…


2. Lo que Dios dice que eres:

Cuando comencé a buscar qué dice Dios sobre la “felicidad” o quiénes son los que son “felices”, encontré lo siguiente:


En la versión original la palabra utilizada es “bienaventurado”, así que busqué su definición y explica que Bienaventurado significa: afortunado y feliz.[5] De este modo, reemplacé la palabra “bienaventurado” por “afortunado y feliz” así que esto fue lo que Jesús dijo sobre quienes son los afortunados y felices


  • “Afortunados y felices son los pobres porque el reino de los cielos les pertenece”

  • “Afortunados y felices son los que ahora lloran, porque luego habrán de reír”

  • “Afortunados y felices son los humildes, porque recibirán la tierra como herencia”

  • “Afortunados y felices son lo que tienen hambre y sed, porque serán saciados”

  • “Afortunados y felices son los compasivos, porque serán tratados con compasión”

  • “Afortunados y felices son los de corazón limpio, porque ellos verán a Dios”

  • “Afortunados y felices son los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios”

  • “Afortunados y felices son los que son perseguidos por causa de la justicia”

Debo decirles que al principio yo también pensé lo mismo que tal vez muchos hemos pensado cuando leemos estas afirmaciones, yo sé que pensamos cosas como: ¿Es en serio, cómo que felices los que lloran, los pobres, los compasivos, etc?, ¿Qué puede tener todo esto de felicidad?


Sin embargo, comparando los otros conceptos con este, encuentro todas estas afirmaciones más humanas y más acordes a la realidad, sí es raro, porque en sí parecieran completamente opuestas, pues mientras los otros conceptos nos hablan de la “felicidad” que nos producirá cumplir sueños, alcanzar el éxito, no tener sufrimientos ni necesidades, entre otras; Dios nos habla de una felicidad que surgirá a partir de nuestros momentos más duros, más difíciles, síííí de esos momentos cuando lloramos, cuando sentimos que lo necesitamos todo, cuando queremos venganza y justicia, cuando no queremos ser compasivos pues sentimos que no hemos recibido compasión, sí, de esos momentos cuando muy seguramente lo último que pensamos es que la felicidad existe.


También debo decirles que agradezco mucho que cada afirmación tenga su explicación, yo no hubiera podido quedarme con solo la primera parte de cada una; personalmente me gusta tener la explicación de cada cosa y en realidad me llamaron mucho la atención sus explicaciones y me llamaron la atención porque quizás unos años atrás no las hubiera entendido; es más yo creo que yo basaba mi vida más bien en buscar la “felicidad” descrita en los otros conceptos, pero nunca me imaginé que iba a poder comprenderla y experimentarla después de vivir los momentos más duros de mi vida.


De esta manera, habiéndoles ya expuesto las diferentes definiciones sobre “felicidad”, seguiré con mi último punto el cual llamé…


3. Lo que yo creo que eres:

Cuando somos niños queremos crecer pues pensamos que al ser adultos y poder tomar nuestras propias decisiones o dicho de otra manera, poder hacer lo que se nos pegue la gana, eso será “la felicidad”, ay Dios! en verdad “no sabíamos lo que deseábamos”, además de pensamientos así, las películas, cuentos, novelas y demás influencias sobre nuestras vidas, nos llevaron a pensar (sobre todo a las mujeres), que algún día encontraríamos a un príncipe azul y que a partir de ese día viviríamos felices por siempre. También nos enseñaron que nuestro propósito era estudiar, graduarnos, tener un buen trabajo o iniciar nuestra propia empresa, tener hijos, acumular riquezas, viajar, en fin, y que cuando lográramos eso entonces en ese momento seriamos felices. Yo no tengo duda que lograr cada una de estas cosas trae varios momentos de felicidad, pero finalmente no dejan de ser eso: “momentos”.


Yo viví mi vida queriendo acumular y vivir muchos momentos felices, pero como también decimos por ahí, “nada es completo en esta vida” entonces ahí es cuando creemos que la felicidad son solo momentos que vienen y se van, pero que como tal no existe un estado de felicidad permanente, bueno esto era lo que yo creía hasta que entendí la definición de Felicidad que Dios dio.


Felicidad, hoy de manera muy opuesta a lo que yo creí que eras, cuando pensé que te había encontrado cuando me gradué de la universidad, cuando me case, cuando fui mamá, cuando sentí que tenia una vida exitosa, cuando pude viajar, cuando pude comprar lo que deseaba, cuando estaba cerca de los seres que amaba, etc, hoy debo decirte que creo que no eres nada de eso, debo decirte que te conocí después de vivir los momentos y el proceso más duro de toda mi vida y que fue justo en esos momentos cuando pude entender esas palabras de Jesús cuando dijo quienes son los “Afortunados y Felices”, así que si hoy debo definirte, te definiría parafraseando las mismas palabras que dio Jesús sobre ti y sencillamente diría que eres:

  • Risa después de las lágrimas

  • Restitución después de perderlo todo

  • Saciedad después de la escasez

  • Compasión después de la injusticia

  • Paz después de la tormenta

  • El privilegio de sentir a Dios

Irónicamente descubrí quién eras cuando menos pensé en encontrarte. Lo que más me gustó de haberte conocido, es que lo hice en mi humanidad, en mi momento más vulnerable, cuando no estaba pensando en alcanzar, lograr o realizar alguna meta o sueño más; te conocí cuando todo el mundo en el que yo creía que era feliz se desmoronó.


Por todo lo anterior, sin duda alguna, considero que cuando logramos metas, sueños y propósitos en las diferentes áreas de nuestra vida, evidentemente experimentamos momentos felices, pero momentos que se acaban y apenas acaban necesitamos buscar otros más para seguir buscando “la famosa felicidad”, esa “felicidad” que excluye el dolor, el sufrimiento, las necesidades y no digo que ser feliz sea sufrir, pero digo que es posible ser felices mientras lloramos, que es posible ser felices mientras estamos en la tormenta. Que delicia los momentos de gloria y alegría, pero no comparto la idea en donde solo hay felicidad cuando todo sale bien, no se ustedes pero al menos yo no quise limitar mi felicidad a solo los momentos “felices” de esos que hablan la mayoría de definiciones.


Una vez más y para la muestra esta mi vida, que por supuesto no es perfecta, ni vivo a carcajadas 24 horas del día, 7 días a la semana, pero sí una vida en donde entendí y conocí una felicidad genuina, real, humana y alcanzable, esa felicidad que hoy se las definí acá, pero que seguiré compartiendo con ustedes en el transcurso de esta serie en donde el objetivo será, no solo saber qué es la felicidad sino poder vivirla en nuestras vidas.


“La palabra felicidad perdería su significado si no fuese equilibrada por la tristeza”

Carl Jung


Desde mi Alma hacia la Tuya

Adry

[1] Significados, https://www.significados.com/felicidad/


[2] Ibid.


[3] Ibid.


[4] Ibid.


[5] Diccionario de Google

61 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo