¿CÓMO COMIENZO DE NUEVO? PARTE I

Actualizado: 17 de feb de 2019


“Y justo cuando la oruga pensó que era su final, se transformo en mariposa”




La vida es un conjunto de ciclos que comienzan y terminan; un día somos bebes, después niños, pasamos por colegios, universidad, nos casamos, dejamos nuestras casas paternales, nos mudamos a otros países, en fin, esa es la vida. En Algunos de estos cierres o ciclos nos encontramos con una que otra crisis, sin embargo, el paso a seguir es inminente, debemos volver a comenzar; algunas puertas se cierran, otras se abren, algunas cosas mueren, otras nacen, algunos se van, otros llegan, los caminos se terminan, otros inician; es decir, el fin de un ciclo también determina el comienzo de otro nuevo.


Hay muchos cierres de ciclos que en nuestras vidas pasan hasta inadvertidos o simplemente no generan mayor desgaste o inversión de nuestra energía en ellos. También creo que la mayoría de cierre de ciclos envuelven un revuelto de emociones y sentimientos los cuales varían según lo que signifique ese cierre. Un ejemplo, cuando decidimos casarnos, normalmente se experimentan sentimientos encontrados, por un lado la nostalgia de dejar nuestra casa y por otro la alegría de emprender un nuevo camino con la persona que amamos. De igual manera cuando vamos a dejar algun lugar en el que vivimos por mucho tiempo, sentimos el dolor de dejarlo atrás por todo lo vivido, pero tambien sentimos expectativa por el nuevo lugar al que llegaremos y todo lo nuevo que esa decisión traerá.

Cuando en el proceso de cierre de un ciclo lo acompaña una crisis, nunca salimos iguales, son innumerables las lecciones aprendidas, pero la realidad también es que aunque logramos superarlas, hay algunas crisis que nos dejan la vida completamente de cabeza,literalmente.

En mi caso y lo cual es el ejemplo que voy a utilizar para hablarles de mi proceso para comenzar de nuevo, yo veía mi vida como un garaje lleno de muchas cosas en desorden, había de todo: recuerdos, pertenencias, sueños, nuevas cosas, costumbres, relaciones, un país dejado atrás, juguetes, cosas pendientes, amor, dolor, soledad, inseguridad, mucho miedo, angustia, etc. Al mismo tiempo también había alegría, mucha paz, confianza, descanso, expectativa, en fin, literalmente un revuelto de tantas cosas, que no sé si les ha pasado cuando quieren organizar algún espacio que está así, lo miran y lo miran y sinceramente no saben por dónde comenzar, bueno así me sentía yo.

No sé si recuerdan en uno de los post sobre crisis "Una luz llamada Esperanza" les conté que una de las cosas que me sirvió muchísimo en ese momento fue emprender un proyecto; pues bien ese proyecto fue el adaptar un espacio para poder vivir con mis hijos, ese espacio era el garaje de la casa de mi mamá, siiii leyeron bien el garaje. Bueno ahora si me van a entender porque veía mi vida como un garaje lleno de cosas y por esa razón es que escogí ese proyecto y ese proceso para contarles cómo comencé mi vida de ceros.

Ya era una realidad que comenzaría mi vida en otro país y después de eso tambien el divorcio se convirtio en una decisión tomada. Pasaron varios meses para poder contemplar ese proyecto y sobre todo más que contemplarlo realizarlo, ya saben en las primeras fases de la crisis no vemos mucha esperanza y menos sentimos deseos de hacer algo para el futuro, pero afortunadamente llego la luz y nació ese proyecto al cual mis hijos lo llamaron “nuestra casita”; bueno al principio ellos veían lo mismo que yo, un garaje lleno de muchas cosas, en donde hacia demasiado calor y mi hija me decia: “no se cómo tú lo ves y no se cómo dices que vamos a vivir aca” jajajaja yo solo le respondia: “tranquila, ahora no lo ves, pero verás cómo poco a poco irá cambiando, hasta que logre ser lo que está en mi mente”.

Así que hice un plan de trabajo para organizar mi vida! (nuestra casita) ese plan, será del que les hablaré durante este mes y hoy comenzaremos con la primera etapa de este gran plan la cual consta de 3 pasos:

Paso 1: VISIÓN Y DECISIÓN

Bien, cuando llegamos a la cima de la crisis, como lo hable la semana pasada, ese es el lugar o en este caso el momento en el cual podamos ver de manera diferente nuestra situacion o nuestra nueva realidad, es decir meses atrás antes de llegar a esa cima, facilmente yo podria verme como completamente inhabilitada para comenzar de nuevo en otro país o en donde fuera, con dos niños, sin empresa, sin casa, sin esposo, etc. porque es como si solo pudieramos ver todos los “SIN” o todo lo que perdimos o ya no tenemos. Pero precisamente como al llegar a esa cima y superar la crisis, inclusive ya le habiamos hecho el duelo a todos esos “SIN”, por esta razón es que podemos empezar a ver con lo que SI contamos!.


Entonces puedes mirarte en ese momento y decir: tengo a Dios, tengo salud, tengo energía, tengo el anhelo de seguir, tengo el apoyo de mi familia, tengo dos niños que son los motores de mi vida, tengo ideas, tengo una vida por seguir viviendo, tengo muchos caminos por los cuales andar, tengo sueños por cumplir, y para todo esto “ME TENGO”. De modo que siendo asi las cosas ya puedes definir tu visión.


¿Cómo te quieres ver?

Sea cual sea el nuevo camino o ciclo que vayas a comenzar, es muy importante que definas a dónde quieres llegar y cómo te visualizas en el futuro, no importa que no sepas el camino, pero sí es importante que establezcas un norte.

Si de pronto acabas de salir de una quiebra financiera y habías creado un imperio y lo perdiste por lo que haya sido, ¿qué te hace pensar que no puedes crear otro mejor? Si lo hiciste una vez, seguro que lo podrás hacer de nuevo y es más, muy probablemente será mejor, pues ya habrás aprendido de los errores cometidos.


Sí, tal ves llegó el fin de una relación, un cambio de empleo, una etapa de la vida cuando los hijos se van, la muerte de un ser querido, lo que sea que estés dejando o hayas dejado atrás y quieras comenzar de nuevo, establece cómo quieres verte.


¿Quieres esperar que cada día pase a ver que trae de nuevo? ¿Quieres comenzar a andar sin ningun rumbo? O ¿Quieres tener claro a dónde quieres llegar sin importar el tiempo y los recursos que esto tome? Si la respuesta es sí, entonces tómate el tiempo y escribe tu VISIÓN, ese será el mejor comienzo.


¿Cómo visualicé yo ese garaje lleno de cosas?

Hice una foto en mi mente de cómo quería ver ese lugar, tenía claro que quería ver todo en orden, quería una cama muy cómoda para mí, (pues llevaba varios meses durmiendo en un colchon), por supuesto que para mis hijos tambien, solo que ellos ya dormian en cama cada uno; quería un espacio con sus juguetes y escritorios para sus tareas, queria tener una sala, un comedor, un lugar para huespedes y todo esto debia estar en ese garaje de un solo ambiente. Quería ver ahí un lugar de paz, en donde yo y mis hijos nos sintieramos en casa!!

Bien, de esa misma manera visualicé mi vida, quería verla en orden, con cada cosa en su lugar. Mi visión fue tener paz, recuperar mi esencia pues la habia perdido, mi sonrisa, mis sueños, ser una mujer completa, feliz y sobre todo una mujer que estuviera viviendo cada día por cumplir el propósito por el que vino a esta tierra. Todo esto era la foto en mi mente de cómo quería verme en ese nuevo camino.


En este proceso he entendido que no es lo mismo comenzar de nuevo o de ceros un camino cuando no tienes hijos a cuando los tienes, (éste parrafo es para los que son padres). Dirán que soy una egoista y que en lo primero que pensé fue en mi cama jajaja, pero quiero explicarles algo, como mamás tenemos un instinto natural de sacrificar, entregar y si es necesario dar nuestra vida por nuestros hijos y esto es algo maravilloso, pero es algo que a veces tambien nos puede llevar a olvidar que el bienestar de nuestros hijos tambien depende de ¿qué tan bien nos sintamos nosotros, de modo que el pensar en nosotros, en buscar nuestra paz, en tener tiempo y espacio para nosotros en medio de un proceso de reconstrucción, es de las mejores decisiones que podemos tomar en pro del bienestar de nuestros hijos, en palabras mas simples, un papa o una mamá sana, feliz, en paz, alegre, descansada es igual a unos hijos felices, alegres y en paz!!.


Para concluir este paso, una vez tienes clara tu visión solo hace falta algo: TOMAR LA DECISIÓN DE COMENZAR, creo que ninguno sabemos que irá a pasar, pero creo que no existe ninguna manera de saberlo diferente a intentarlo. Decide comenzar, decídelo TODOS LOS DÍAS, pues seguro vendrá la duda, pero cuando venga vuelve a leer tu visión y recuerda que ella está ahí esperando por ser una realidad!!

Paso 2: ¿QUÉ NECESITO?

Una vez definida la visión y tomada la decisión de comenzar de nuevo, debemos mirar qué vamos a necesitar.

Asi que:

  • Haz un plan realista y alcanzable ¿cómo lo lograrás?, escribe tu ruta, tus pasos a seguir en orden.

  • Escribe una lista de lo que necesitas, recursos monetarios, personas, objetos, lugares, lecturas, personal profesional, etc.

  • Escribe las actitudes, aptitudes y decisiones que TÚ debes tomar cada día para poder realizar este plan.

  • Lee, investiga, observa, mejor dicho llénate de todo lo que te ayude o capacite para lograr hacer esa visión realidad.

Tanto para mi vida, como para el proyecto del garaje, hice estas cosas. Tener un plan es algo maravilloso, yo suelo ser muy metódica en casi todo y hasta para una simple charla, facilmente puedo decir: vamos a hablar de tres puntos que son los siguientes y evacuarlos tal cual, jajaja esto puede ser exagerado de hacer para una simple conversación, pero creo que es muy útil cuando quieres poner algo en orden, especialmente un garaje o mejor aún una vida.

Cuando tienes un plan te sientes más seguro, no pierdes tanto tiempo pensando en qué hacer, pues ya lo tienes escrito y solo te adaptas a los cambios que puedan ocurrir en el camino, pero tu ruta sigue clara. Por favor has un plan que puedas cumplir pues de no ser así, te verás frustado al primer día.


Ya teniendo la lista de lo que necesitas, comienza a buscar todos esos recursos, establece cuáles son urgentes y cuáles importantes y a partir de eso, consigue los urgentes primero y después los importantes.


Por otro lado, recuerda también que es mejor hacer todo con apoyo, así que rodéate de las personas que pueden ser una ayuda en este nuevo camino.

Nos encontramos entonces en el punto en donde ya definimos nuestra visión, ya tomamos la decisión de comenzar de nuevo y querer ver esa visión hecha realidad, ya hicimos un plan con lo que necesitamos, tenemos entonces frente a nosotros nuestro garaje lleno de cosas que queremos ordenar, asi que comenzamos con el siguiente paso que es…


Paso 3: UN AIRE DE PAZ

En la ciudad en donde vivo ahora, hace mucho calor la mayoría del año y estar en un garaje sin aire acondicionado es imposible; creo que resistes como 5 minutos por mucho, así que por más que yo quisiera ordenar algo o quedarme en ese lugar para hacer cualquier cosa, era imposible pues no había aire para respirar y el calor era insoportable. Por esta razón, el primer paso que se hizo fue colocar un aire acondicionado, uff esto si que cambió todo, cuando hubo aire, pudimos permanecer en el lugar por horas y esto permitió que todo comenzará.

Al igual que ese garaje en donde era imposible permanecer así fuera para botar algunas cosas, de igual manera pasaba en mi vida; por este motivo para mí y para poder comenzar a organizar mi vida, tuve que buscar un aire nuevo. En mi caso, le dí un giro al hecho de estar en un nuevo país para que esto jugara a mi favor, pues el estar lejos del lugar en donde habia dejado toda mi vida me permitió respirar un aire diferente.


Puede que en tu caso, no puedas ni necesites irte a otro lugar, lo importante acá es asegurarte que en el lugar en donde estás puedas respirar con tranquilidad, que haya un ambiente de paz y sencillamente que sientas que es el lugar apropiado para comenzar de nuevo. Si en donde te encuentras no sientes eso o las personas que te rodean no son la mejor compañia, es decir, estás en un lugar que no te ayuda a soltar el pasado ni a sanar, o estás con personas que te alimentan todo el día a sentir rencor, a no perdonar, a buscar venganza, a no soltar, yo creeria que lo primero por hacer sería ubicarte o lograr encontrar, asi sea por algunas horas del día, un lugar en donde puedas alejarte de todo lo que no te deje avanzar.


Cuando yo ví mi vida en ese caos emocional, con urgencia supe que tenía que comenzar a hacer algo, así que pude entender que lo primero que debía hacer era RESPIRAR.

Este momento de respirar coincide cuando yo estaba pasando la fase III de la crisis (puedes leer el post en el blog). Cuando pude hacer el duelo de todo lo que sentí que perdí, cuando solté, cuando decidí tener esperanza, el buscar esa sanidad creo que representa el aire más puro que puedes respirar, pues ese aire se convierte en ese alivio de no sentir dolor y cuando te sientes así, puedes entrar a tu mente, a tu corazón, a tu cuerpo, quedarte ahí y comenzar a organizar tu vida.


Bien, acá termina ésta etapa inicial de mi gran plan de cómo comencé de nuevo. Espero sea útil para ti que estás pasando por algún momento de cierre de algún ciclo y que sientes que ya es tiempo de organizar y emprender un nuevo camino.

Solo puedo decirte que hace dos años entendí que si quería resultados o si quería que pasaran cosas diferentes en mi vida, no podía seguir haciendo lo mismo y decidiendo lo mismo todos los días. Si quieres que algo diferente pase, comienza por hacer y tomar decisiones distintas a las que ya has tomado, solo así podrás ver que algo diferente SÍ puede pasar.


“Es como si esta vez cualquier cosa pudiera suceder y finalmente, ¡Finalmente! Estas listo para creer y confiar en la magia que viene de los nuevos comienzos”

Desde mi alma hacia la tuya

Adry

92 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo